lunes, julio 24, 2017

la realidad universofilia

somos soy tanto mas y tanto menos que este debil y potente a la vez palpitar recorriendo lento y veloz el vacio del universo, palpito al ritmo del viento me disuelvo y recorro el espacio donde se funden colores olores sabores todo a un eterno y ritmo que me envuelve al que envuelvo mientras le hago el amor al parque

lunes, mayo 08, 2017

la montaña y los ojos del aguila

recojo del suelo algunas cosas desconocidas, importantes que me llevaron a ese agujero al atardecer. Ya es de noche y solo las luces del edificio grande sólido que se impone frente a mi, dan algo de claridad al camino que la montaña aun mas grande me presenta. Las luces del edificio se apagan antes de que pueda encontrar una rama para encender, pero alcanzo igual a percibir la distancia entre mi cuerpo y el comienzo del camino que me invita a regresar, y a su lado el bosque.
La idea es comenzar el ascenso inmediatamente, se que debo de todas formas buscar una rama para alumbrar el camino con algo de fuego, pero no me preocupa caminar a oscuras un rato. Pienso que quizá la luna salga a encontrarme y miro al cielo, un ave vigila mis pasos y la veo fundirse con el cielo hasta que sus ojos se transforman en dos estrellas observandome. Comienzo a subir, no se donde llegaré y no me importa.

lunes, mayo 01, 2017

(Tal) felicidad v/s miedo

No se si las olas se volvieron inofensivas, o yo me volvì invencible,pero estallè en el mar y tuve esa sensación de primera vez, me acorde de mi miedo a nadar en el mar, pero como acordándome de un sueño, y simbòlicamente las olas se llevaron mi pulsera de piedras azules, sentì como reventaban contra mi cuerpo y como me arrastraban un poco màs adentro, y un poco màs.
No era miedo a nadar en el mar, era el recuerdo del miedo que sentìa cuando entrabas en esa masa gitante de agua y no sabìa si ibas a volver; te demorabas porque te gustaba llegar mas allá de las voyas, y que el salvavidas tuviera que pitiarte para que volvieras, yo impaciente en la arena. Me gusta ese link que el cerebro hace automaticamente cuando descubres algo nuevo, es como desbloquear un camino.

martes, abril 25, 2017

Nos

me atrapo en todas esas pequeñas partículas de materia que se desploman y pienso en que se venga abajo todo, que caiga hasta la ultima piedra, que la ciudad se queme y el mundo sea solo cenizas; se que alguna historia sensible despierta, pero hablo de como el ser emerge entre las ventanas apagadas
y de cuando estoy atrapada en la película futurista que hace siglos dejó de ser ficción y en el fuego proyectado en la pared que me produce sensación de calor. Pero justo entonces me valgo del encuentro, de la señal que gestó en mi vientre la bola de fuego que arde, de todas las versiones de mì y de todas las piedras que me contienen.

miércoles, febrero 08, 2017

presente

esa osadía de suceder
como se le da la gana,
no desaparece no permanece
muere y nace al instante
constantemente
transita sin preocupación
sin jactarse
de la maravilla de ser como la luz
y como el fuego quema
alimento contundente
te inventaste la historia de que habías pasado de moda, de que el abismo de la derrota te había dejado sepultado tras los brillos del pasado y la imaginación, que los espejismos del futuro habían convencido a toda la nación de esporas deseando colonizar tu mente y te dejaste caer veloz, desafiante, sin forma ni nombre con toda la potencia de la existencia misma, abriendo camino  a través de las carnes y tejidos, llegas hasta el ultimo pasado que quedaba para asesinarlo sin culpas.


viernes, enero 13, 2017

todavia te puteo

cuando intento abrir un frasco que estaba cerrado desde entonces, así como de ese condimento que ocupabas caleta y nunca más usé - sin querer - y no hay caso, porque en ese ultimo giro de tu muñeca olvidaste que también yo tenía que abrirlo en algún momento, puta la wea conchetumadre!!! conchetumadreeeeeeeee!!!!! tenias.que ser. tan. des-con-si.de.ra.do. y me asalta tu abrazo, tu ternura, tu manera de cuidarme con tanta dedicación y de ser tan indiferente a la vez, la honestidad que te impedía amarme, la cobardía que no te dejaba irte, ni quedarte, mi pecho inundado, la ira y te puteo, buscando alguna wea de goma para poder abrir el bendito frasco. nada.

jueves, enero 12, 2017

cuando te fuiste

trataba de controlar mis pensamientos
porque me imaginaba que podías leerlos
trataba de controlar mis actos inconsecuentes mis mentiras
esas cosas vergonzosas que una hace cuando nadie te ve
pensaba, ahora me ve, sabe lo que pienso, lo que siento
te imagine todopoderosa, pero no te molesté con nada
si te fuiste para poder descansar de toda esta mierda
la wea mas egoista que puedo hacer es andar weviando con mis mundanales necesidades
en caso que andes por ahi vagando ya has de saberlo todo
y tal cual me escribiste antes de partir
se cuando andas cerca

miércoles, noviembre 16, 2016

Intentar controlar el ritmo de un momento, su latir, y la sangre que fluye y lo alimenta es como provocar un paro cardíaco. 

martes, noviembre 15, 2016

mi pequeño caribe

El cobertor calipso
que asemeja las cristalinas aguas del mar caribeño, cubre mi sofá,
y a mi prematuro deseo de volver a amar
y el palo de agua que salvaje se levanta a su lado
es las palmeras
que al ritmo del viento casi veraniego de noviembre
se agita desatando ondas de un mínimo sonido,
el de sus hojas chocando entre sí y con la pared blanca,
que bien podría ser el horizonte si me decidiera a pintar.

Están además las grandes flores fucsias y verdes
y el sol es el sol, el atardecer es el atardecer
y el rugido de todos los motores es las olas,
luego el viento es el viento
transportando sonidos lejanos
que bien podrían ser el caribe

El silencio me ha revelado todo

La temperatura del agua en mi sofá oscila entre los 25 y 30 grados
pero prefieres la arena flotante
no me resisto
afuera la noche ya esta algo fría
y has decidido partir
me quedo en la arena
entro al agua
observo las palmeras
fumo algo y regreso
la transparente película desaparece
se van las olas
se aquieta el viento




miércoles, octubre 22, 2014

la elasticidad de la nada

la seriedad de haber descubierto algo cubre mi mente, no se qué es, arrincono mi pensamiento no se deja escurridizo como yo misma a veces, la vaguedad de una certeza que se adelanta como un otoño más, que canta en la cocina haciéndole el quite a la física 
inventando cualquier espacio
apuntando a otros el destierro de las verdades
ahuyentando lo cierto con escobas
sellando ventanas y puertas
presentimientos

sábado, agosto 23, 2014

cuando niña I

cuando chica aprendí a ser liviana para mi mamá, aunque ella no lo sepa, y aprendí a ser invisible para poder ser libre, bajo su control, empequeñecí mis ojos porque quería ver otras cosas, me di cuenta que arriba de una silla el mundo era diferente y con el espejo de frente recorría el patio disfrutando de la belleza del reflejo de las cosas y del mundo, y del cielo. Salía a sentarme en el tronco que estaba botado en la mitad del patio, y buscaba respuestas a los problemas de mi familia. Por eso, cuando supe que la plata era un problema y el principal motivo de las peleas entre mis viejos, decidí que había que botarla a la basura, porque eran puros problemas, y además pensaba que seguramente el caballero que sacaba la basura iba a estar feliz, era una idea genial, pero me delaté, como todos los niños siempre se delatan, hablando de cosas que pasan sólo en ese enano e infinito mundo de la mente inocente que todavía no ha "aprendido la realidad". Conté que el gato se había robado la plata y que la había botado a la basura. Mi vieja, que en ese entonces tenía psicología (la que perdió por completo en algún momento entre los años 95 y 2000, nose bien, aunque esporádicamente la encuentre para volverla a perder) me siguió la onda y descubrió que era cierto. Pero la plata era necesaria para vivir, no lo sabía antes de buscar la famosa solución, y mi frustrado plan adquirió especial relevancia en mi vida. Por que no solo aprendí eso del dinero, sino que además aprendí que había cosas que no se debìan hacer, y con eso, la mardá. Fue el comienzo de una nueva era.

miércoles, marzo 05, 2014

las plantas aun no se deciden a marchitarse

tengo hierva y cervezas
eso es todo
tengo sed y de olvido
de sarcásticas tardes
de ruidosos motores
de luminosas calles
santiaguisticas cosas

escandalizados
aterrorizados
consumificados
atrapadizados

tengo mis ojos pequeños
mis musculos danzarines
y cuando me siento en calma
transito hacia la serena fluidez de mi ser

manifestizado
asombrificado
marcadizado
electrificado

eso es todo

miércoles, enero 29, 2014

agua turbia

en mis sueños están las aguas
las aguas son a veces transparentes y furiosas, otras quietas
esta la ola azul que avanza por los cerros
a los que trepo con toda mi fuerza
la cúbica celeste gelatina sobre el suelo
entro sin miedo sabiendo que sueño
la playa que amenaza mi cuento
frente a la casa mas linda

las que arrasaron con todo
las que se llevaron cuerpos
las que navego con mi sangre
las que ahogan

las turbias

quietas que llegaron
al patio de amistades
de esa agua
rescato un cuerpo
y golpeo con fuerza su pecho
vive y respiro