sábado, junio 30, 2018

pongo a respirar el vino

me sintonizo con la noche de viernes con algo de musica, bailo sola en la nave, la noche esta suave y los bit algo descompuestos como mi ser de fragmentos, los poderes se han estado conversando acá dentro y quieren escuchar lo que tengo que decir, quiero escuchar lo que tienen que decir, dialogamos un rato, no hay necesidad de transigir, copulamos y nos merecemos esto. Se fueron los franceses y los suecos. Las finlandesas no vendrán. Tengo a la soledad por las astas y me aprovecho un poco, muevo lento el esqueleto y hay un ritmo que palpita siempre, al compas de unas letras que desatan lagrimas, se me pone la piel de gallina, escuchando damn your eyes...si un emo puede ser tan viernes es que debe salir a transitar. Le dejo el espacio que necesita, fortalecemos lazos de años, frágiles a ratos.
Vamos por parte, se está acabando ya el viernes, mas bien ya se ha ido, pero los procesos son lentos, la razón trata y trata de dar a conocer el fin, pero estas resistencias de siempre se evaden con melodías en alta definición, mandaron todo a la mierda, el mundo es nuestro, la noche no se va no se vaaa la noche no se vaaaa, menos con esta luna, así menos. Desnuda, redonda, brillante, amarilla, mostrando todas sus grietas, toda su edad, se planta en el centro de las almas, se sabe admirada la perla de nuestro oscuro mar eterno, inalcanzable. Y te muestra el camino, se que estás en camino, me animas a tantas oscuridades infinitas sin retorno, a tanta luz desierta, eres tan resplandor que no te quitas ni una prenda y me prendes. Vamos por parte, le haces la competencia a la luna y eso que la admiro tanto.

miércoles, junio 27, 2018

si fuera verano

Saldría a dar una vuelta por el barrio, pero con el frío que hace, dudo que logre siquiera ir al living a fumar un cigarro. Extranjeros duermen ahora en mi casa, como tantas otras veces; y me desvelo, como tantas otras veces, como tantas otras gentes. 
no tendría que ponerme los calcetines de polar, andaría a pie pelado, éxtasis. 
quiero escribir en idioma cubista, para decir todo en estas dos dimensiones, para que la hoja sea presente pasado futuro natalia hija abuela madre hermana y no tener que ordenar ninguna idea, salpicarlas, y ver sus patrones. porque la ensalada de ideas no me deja dormir. 
1. vivir en invierno como si fuera verano. 
2. ser adulta. 
3. ser niña. 
4. ser obscena. 
5. dejar de ser. 

niña obscena ser invernal deja de ser adula vive el verano 
ser invierno como si fuera dejar de ser niña vive adulta obscena tu verano 


fusion

sacudir los pantalones, y que vuelen los calcetines
la belleza es una apreciación

viernes, mayo 18, 2018

mi casa huele

mi casa huele a cualquier cosa, entre el humo del tabaco, las sábanas sucias y toallas húmedas, mi cuerpo en llamas cuando estas, llendo de la cocina a mi cama, galletas en mi velador, la vida se pone caotica en la nave. Cuando trato de hacer que se equilibre y despegue, siempre hay algo que la mantiene aun en tierra, no quiere partir. se le hecha el motor y me demoro un kilo en reemplazarlo. Es que me acostumbré un poco a este mundo, a ver al rafa estacionando autos y que derrepente le baje la furia porque le dieron 100 pesos de nuevo. 100 miserables pesos, cuando van a la casa de su padre (la iglesia) a pegarse con una piedra en el pecho y se van y le dejan 100 pesos, qué hace él con 100 pesos!!! grita desesperado, y tiene razón, no hace nada con 100 pesos. O a mirar al gato gordo de mi vecina que se duerme patas arriba barriguita al sol el muy patudo! son secos los gatos. A juntarme a almorzar derrepente con el vecino y a no tener que regresar a la oficina, que riiiiccccoooo. porque no puede ser asi nomas la vida? que onda el dinero, me carcome la idea de no poder estar asi como ahora foreva and eva.
para qué escribir un libro si puedo tirarme un par de lineas y la cosa se me va igual. donde la cosa es la pena, la locura temporal, el insomnio, la falta de sentido, y tantas mas.
Me pensaba niña, me recuerdo sentada en un tronco seco de un árbol caído, que también puede haber sido un pilar de cemento de los que botó el terremoto y quedaron ahí, pero elijo el árbol.
Me recuerdo mirando el sol,
sintiendo el viento tibio,
dibujando en la tierra
y pensando en mi familia. Me recuerdo queriendo descifrar un misterio, porqué somos sólo mujeres? donde estan los padres? porqué no están? tiene que haber un motivo, pensaba.
No sé, si fueron 10 minutos, segundos o unas horas, pero la respuesta llegó a mí con el viento, con las plantas de mi abuela, con la tierra bajo mis pies
Era herencia,
De alguna extraña forma no se cómo, mi pequeña persona tenia conciencia de que hay cosas que nos trascienden y que esa trascendencia significaba que la experiencia de mi abuela, de mi madre y mi tía habría de ser la mía. y lo acepté. Sin dolor, sin pena, lo acepté. como un destino, sin saber lo que destino ni herencia ni trascendencia significaban. 

lunes, mayo 14, 2018

luego tu olor

desde donde sea que te mire encuentro algo para amar, si te sientas y me hablas logro ver tus pestañas largas; si me siento a escucharte tus labios me estan invitando; si acepto y siento tu humedad luego se cuela tu cuello y respiro tus rulos, si estoy lejos tus brazos me acercan a tu espacio, luego tu calor, luego tu olor

jueves, abril 12, 2018

prenostalgia

Entremedio de la felicidad y la tristeza hay una era o un segundo, en todo caso un espacio. Se suman la conciencia de las futuras tristezas, osea que percibo al viento y la química habitando el medio. Que todo será un pequeño recuerdo, algo irrecuperable, como si te fuera a olvidar hoy después de almuerzo. Una pequeña capa de algún suave color evocador o textura envejecida, impresión en tela...la pregunta de un signo, la respuesta de un mes, la coincidencia de un día al nacer, una lucidez que no solo permite maravillarse, una medida unívoca entre tus seres de la distancia pasajera y los del retorno eterno. Esas imágenes que no se esquivan. La certeza de que la presente felicidad se desvanece, y la muestra mas fiel del apego.
Es a la vez realismo bruto, son los ojos de rendición ante una falsa verdad absoluta del tiempo. Entran las falacias como invitadas estrellas, pero no estan aun en tiempos de guerra y se ha guardado todo el arsenal para mas tarde cuando las caídas de los templos hayan sucedido de acuerdo a lo esperado por la historia repetida por siglos y siglos, construimos para destruir no hay mas motivos. Es miedo derretido en el alma reaccionando con las experiencias líquidas del ser, mezcla que se repite como destello. Un deseo de conservar el elixir que se pasea en pelota por mi mente.

miércoles, octubre 04, 2017

a la señal de morir

se le suma una cruz de madera gruesa, enorme que se levanta firme sobre la casa de mi abuela, y con enorme me refiero a grande como un cerro, entremedio de la vegetación, en la oscuridad de la noche veo a mi madre, que me invita a subir (me invita? me obliga? va conmigo? voy sola?), y la cruz es a la vez la montaña y el camino que une dos tiempos, dos luagares... miro hacia arriba y una neblina talquina me impide ver la punta de la cruz. Me cuesta distinguir las formas, no veo mucho más que la cruz y la neblina, el resto lo adivino o lo siento, tengo esa sensación de estar en el terreno de mi abuela, quizá la pared y una silueta de vegetación es el indicio mas claro, pero finalmente cómo sabemos lo que en sueños sabemos? la mujer que me invita podría haber sido otra? yo siento que era mi madre, la punta de la cruz podría haberme llevado a otro lugar? yo siento que era Talca, cuánto era imagen y cuánto sólo sensaciones y sentimientos?

Antes (otra noche) supe que moriría pronto, esa misma noche, (porque muero tanto en mis sueños?) la Pauli dormía a mi lado, en la que era mi cama de infancia, y el lugar era una mezcla de hogares. Cuando desperté a ese sueño y supe que estaba muriendo me sentí tranquila, pero después pensé en mi hermana, que iba a encontrarme en la mañana muerta a su lado. Me levanto y camino lento hacia la ventana, la noche era veraniega, iluminada por una luna y una delgada cortina blanca transparente se dejaba mover por una mínima brisa. Voy al encuentro de mi guía, un ser que me acompaña en el proceso de morir, nos vemos en una esquina imaginaria, no veo su rostro y me muestra una procesión de gente, familiares que nunca más vi, caminan lento por la calle Concepción, entre ellos los abuelos paternos, algunos llevan velas. Cuando los veo pienso en su muerte y en la mía, que en mi sueño era primero que la de ellos.

martes, septiembre 12, 2017

preparo la tierra

De una forma muy sutil me llega en un sueño la señal de que es hora de sembrar.
Preparo la tierra, firme húmeda y siento su olor mineral; tengo una herramienta y no hace falta mucho más que sentir hasta donde blandirla, mientras converso tranqui con mi hermama que me mira esperando que termine mi tarea. el terreno es pequeño y hay algo de pasto bien verde, no es mucho el esfuerzo, se que voy a terminar luego.
Estoy aliviada y livianamente alegre, quizá de verla, de vernos conversar como antes, hace un rato te extraño bastante.

lunes, julio 24, 2017

la realidad universofilia

somos soy tanto mas y tanto menos que este debil y potente a la vez palpitar recorriendo lento y veloz el vacio del universo, palpito al ritmo del viento me disuelvo y recorro el espacio donde se funden colores olores sabores todo a un eterno y ritmo que me envuelve al que envuelvo mientras le hago el amor al parque

lunes, mayo 08, 2017

la montaña y los ojos del aguila

recojo del suelo algunas cosas desconocidas, importantes que me llevaron a ese agujero al atardecer. Ya es de noche y solo las luces del edificio grande sólido que se impone frente a mi, dan algo de claridad al camino que la montaña aun mas grande me presenta. Las luces del edificio se apagan antes de que pueda encontrar una rama para encender, pero alcanzo igual a percibir la distancia entre mi cuerpo y el comienzo del camino que me invita a regresar, y a su lado el bosque.
La idea es comenzar el ascenso inmediatamente, se que debo de todas formas buscar una rama para alumbrar el camino con algo de fuego, pero no me preocupa caminar a oscuras un rato. Pienso que quizá la luna salga a encontrarme y miro al cielo, un ave vigila mis pasos y la veo fundirse con el cielo hasta que sus ojos se transforman en dos estrellas observandome. Comienzo a subir, no se donde llegaré y no me importa.

lunes, mayo 01, 2017

(Tal) felicidad v/s miedo

No se si las olas se volvieron inofensivas, o yo me volvì invencible,pero estallè en el mar y tuve esa sensación de primera vez, me acorde de mi miedo a nadar en el mar, pero como acordándome de un sueño, y simbòlicamente las olas se llevaron mi pulsera de piedras azules, sentì como reventaban contra mi cuerpo y como me arrastraban un poco màs adentro, y un poco màs.
No era miedo a nadar en el mar, era el recuerdo del miedo que sentìa cuando entrabas en esa masa gitante de agua y no sabìa si ibas a volver; te demorabas porque te gustaba llegar mas allá de las voyas, y que el salvavidas tuviera que pitiarte para que volvieras, yo impaciente en la arena. Me gusta ese link que el cerebro hace automaticamente cuando descubres algo nuevo, es como desbloquear un camino.

martes, abril 25, 2017

Nos

me atrapo en todas esas pequeñas partículas de materia que se desploman y pienso en que se venga abajo todo, que caiga hasta la ultima piedra, que la ciudad se queme y el mundo sea solo cenizas; se que alguna historia sensible despierta, pero hablo de como el ser emerge entre las ventanas apagadas
y de cuando estoy atrapada en la película futurista que hace siglos dejó de ser ficción y en el fuego proyectado en la pared que me produce sensación de calor. Pero justo entonces me valgo del encuentro, de la señal que gestó en mi vientre la bola de fuego que arde, de todas las versiones de mì y de todas las piedras que me contienen.

miércoles, febrero 08, 2017

presente

esa osadía de suceder
como se le da la gana,
no desaparece no permanece
muere y nace al instante
constantemente
transita sin preocupación
sin jactarse
de la maravilla de ser como la luz
y como el fuego quema
alimento contundente
te inventaste la historia de que habías pasado de moda, de que el abismo de la derrota te había dejado sepultado tras los brillos del pasado y la imaginación, que los espejismos del futuro habían convencido a toda la nación de esporas deseando colonizar tu mente y te dejaste caer veloz, desafiante, sin forma ni nombre con toda la potencia de la existencia misma, abriendo camino  a través de las carnes y tejidos, llegas hasta el ultimo pasado que quedaba para asesinarlo sin culpas.